En Bilbao, España, un joven oriundo de Garzón, identificado como Luigy Cediel, perdió la vida de forma trágica tras caer aparentemente de una gran altura cuando realizaba adecuaciones a una fachada de un edificio. El garzoneño se había radicado en el país europeo desde hace un par de meses en busca de mejores oportunidades laborales, actualmente se ganaba la vida realizando oficios varios. Desde la capital diocesana, los familiares iniciaron contactos con la embajada española a fin de realizar los trámites para la repatriación del cuerpo.