En el viaducto del Balseadero localizado entre los municipios de Garzón y el Agrado, un hombre se lanzó a las aguas del embalse del Quimbo. El aparente caso de intento de suicidio fue protagonizado por un comerciante que meses atrás había intentado lanzarse al vacío, en esa oportunidad fue sujetado por personas que se encontraban en el puente. Esta vez el hombre fue rescatado del agua por lancheros de la zona que se percataron de lo sucedido.