Un bus de la empresa Coomotor que se desplazaba entre el Municipio de Colombia, Huila y Neiva, fue sorprendido por una nueva creciente súbita del Río Ambicá; la fuerte corriente del caudal hizo que el vehículo quedara bloqueado en la mitad del afluente, situación que generó pánico entre los ocupantes del automotor. La emergencia fue atendida por organismos de socorro sin que resultaran personas lesionadas.