A raíz del hecho acontecido el pasado fin de semana en el Centro Recreacional Manila de Garzón, donde un menor de 3 años por poco fallece por inmersión, la Policía Nacional a través del grupo de turismo, determino suspender temporalmente la prestación del servicio de piscina en este complejo turístico. La medida aplica por 10 días mientras la Alcaldía Municipal y la administración del establecimiento, cumple con las medidas preventivas que ordena la ley 1209 de 2008.  Las autoridades que tienen a cargo el cumplimiento de la menciona norma, confirmaron el cierre de otros centros recreacionales que ofrecen el servicio de piscina.