En la sala de urgencias de la E.S.E Hospital Nuestra Señora de Guadalupe, fue atendido un menor de 12 meses de nacido que sufrió amputación de los dedos de su mano derecha. Según se conoció, el hecho se presentó en la Vereda El Triunfo de esta localidad cuando el niño accidentalmente metió su mano en la cadena de una motocicleta. Debido a la gravedad de la lesión, tuvo que ser trasladado a un hospital de tercer nivel en la ciudad de Neiva donde fue sometido a intervención quirúrgica.